Empezamos el mes de febrero con una gran recogida de leche que donó la Asociación Benéfica Emaús, así pudimos repartir a nuestras familias más necesitadas.
En Filipinas hay una Asociación que se llama La Casa de Joshua, a la que conocímos y nos enamoramos de la labor que hacen, es un hogar donde acogen a niños abandonados y les dan un futuro.
Una casa, comida, ropa y estudios. Los prepararan para afrontar la vida y tener un porvenir. Colaboramos con ellos aportando un donativo pagándole el estudio a dos niñas durante 1 año.