¿Quién dice que no se puede soñar y desear que los sueños se vuelvan realidad? Esta furgoneta era nuestro sueño y lo deseamos tanto en nuestros corazones que… ¡aquí esta!
En Corazón Exprés soñamos tan a lo grande, que un corazón solidario NOS LO HA CUMPLIDO, nos ha enviado este maravilloso regalo desde Noruega.
¡Gracias de todo corazón a esta persona por ayudarnos a llegar a más familias, y también GRACIAS por enseñarnos que vale la pena soñar!
Queremos también agradecer el apoyo en rotulación a Llinares Impressors S.L.