Un día más os compartimos una gran alegría.
En colaboración con Dya Altea, Remar Albir y Caritas hemos podido ayudar a que la vida de una mujer de un giro de 180 grados.
de estar en la calle, ahora ya está en una casa segura.
Gracias a todos los que apoyáis esta labor.